Sobre las Tentaciones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sobre las Tentaciones

Mensaje  eachong el Miér Oct 12, 2011 6:12 pm

SOBRE LAS TENTACIONES
Hermanos, hay caminos muy lamentables… y se cruzan con el nuestro. Hay que tener mucho cuidado porque a veces el que se desvía no consigue el camino de regreso.
También hemos visto que es difícil distinguir cuando hemos dejado un peldaño hacia arriba y cuando hacia abajo.
A veces retrocedemos un grado, lo perdemos… y, como no sentimos más las tentaciones de ese grado, pensamos que lo hemos superado y celebramos.
Tan lejos estamos de sentir las tentaciones de un grado cuando lo hemos superado como cuando lo hemos perdido… y ello complica un poco el trabajo por las razones que mencionaremos.
Hay tentaciones y pruebas que pertenecen a un grado determinado, otra tentación puede pertenecer a un grado y a otro grado, pero hay algunas tentaciones que están presentes a lo largo de todo el camino.
Luego están las tentaciones no propias del grado actual, que nos llaman desde otros grados como por teléfono… y que a pesar de estar muertas no dejan de ser peligrosas.
A menos que sea una de esas llamadas telefónicas de Lucifer, estamos lejos de vivir las pruebas de un grado tanto cuando lo hemos perdido como cuando lo hemos superado.
De manera que Lucifer llama desde arriba, llama desde abajo… y llama también desde el medio que es el grado donde estamos estancados actualmente.
Las llamadas desde el medio no son como telefónicas sino que son como en persona, parecen vivas, intensas, aunque irónicamente son más difíciles de identificar debido a que estamos metidos en ese lodo.
Las llamadas del medio suelen pasar desapercibidas y solemos vivirlas inconscientes, creyendo que es nuestra voluntad, creyendo que es la vida, creyendo que es lo normal… y hasta creyendo que es lo correcto.
Y las llamadas de arriba y de abajo a veces creemos que son nuestra propia inteligencia y nuestros propios pensamientos; a veces creemos que lo correcto es acatar esa llamada… y a veces creemos que lo correcto es ignorarla.
Cuando logramos identificar una tentación debemos evitar a toda costa caer en ella.
Pero hay otro asunto, ¿cómo estar seguros de que algo que deseamos es incorrecto para poder catalogarlo como una tentación? –Estando tan ciegos como estamos, ¿cómo saber que algo es una tentación y no es todo lo contrario, nuestro sagrado deber?
Existen tentaciones básicas, fundamentales, fáciles de identificar; en un principio podemos guiarnos por ellas, por ejemplo si hemos comprendido que fornicar está en contra de nuestros objetivos entonces todo aquello que de una manera o de otra nos lleve a la fornicación será también una tentación. De manera que para comenzar podemos atenernos a lo básico, a lo fundamental… y guiarnos a partir de ello como ante un árbol jerárquico de objetos y relaciones.
Guiaos por la estrella que guía al recto navegante y le rescata de entre la oscuridad del océano más misterioso jamás imaginado, ese océano donde descansa latente la inmensidad del Ser.- Que ascienda Stella Maris de entre dichas aguas y que se escuche, como el sonido de violentas aguas, su decidido ascenso, destellante, mágico, luminoso.
Que la imagen de la flor de loto sobre aguas oscuras nos recuerde siempre como surge la luz de entre las tinieblas… cómo se levanta majestuosa el ave fénix de entre sus propias cenizas.
¿Cómo olvidar a nuestra dulce guía, la tenaz, la más hermosa, la más digna, la incondicional Madre Divina, Devi Kundalini? –Ella es la guía en el camino, siempre detrás del caminante, profiriendo sus dulces y sabias palabras.
Podemos en un principio guiarnos por lo fundamental y, a partir de allí, con mucha prudencia, identificar las tentaciones.

PAZ INVERENCIAL

eachong

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 12/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.